¿Cuáles son las estrategias de acción comunitaria a seguir en un futuro?

¿Cuáles son las estrategias de acción comunitaria a seguir en un futuro?

fdgfgfdgdfg

El mundo está cambiando. Necesitamos nuevas formas de interacción social que transformarán a su vez nuestra manera de entender el mundo. A todas y todos nos asalta la duda de cómo articular procesos comunitarios que perduren en el tiempo y, en este sentido, hay varias dimensiones a tener en cuenta.

fdgfgfdgdfg

fdgfgfdgdfg

Por ello, abrimos dos líneas de debate: 

fdgfgfdgdfg

1.- ¿Qué retos y oportunidades se nos presentan? ¿Con qué herramientas contamos? ¿Qué estrategia debemos seguir para que todas las iniciativas que surgen ahora se mantengan o puedan ser germen de otras redes?

fdgfgfdgdfg

2.- Las medidas de distanciamiento físico en esta nueva etapa implicarán cambios en las actividades comunitarias. ¿Qué nuevos modelos y prácticas podemos desarrollar que permitan seguir generando cohesión social?

fdgfgfdgdfg

fdgfgfdgdfg

¿Cómo compartir tu opinión?

fdgfgfdgdfg

Al final de esta entrada encontrarás un espacio donde podrás dejar tu opinión. En la siguiente imagen os dejamos unas mínimas indicaciones para facilitaros la participación.

fdgfgfdgdfg

fdgfgfdgdfg

fdgfgfdgdfg

fdgfgfdgdfg

11 comentarios en “¿Cuáles son las estrategias de acción comunitaria a seguir en un futuro?

  1. Marisa+Juan dice:

    Apuesto por la consolidación de estas redes de apoyo vecinal, la solidaridad, fortalecer estas nuevas iniciativas y apoyarlas desde los servicios públicos. Crear y generar espacios participativos donde la población y los vecinos de los barrios puedan expresar sus necesidades y nosotros desde los servicios sanitarios y/o sociales que ocupamos apoyar y completar sus iniciativas.

  2. Creo que es una muy buena ocasión para poder trabajar la Brecha/pobreza digital. Que hay que hacerlo, además, por justicia y por ayudar a desarrollar una estrategia de resiliencia de cara a futuros que puedan parecerse a este Covid19. Lo digital, donde también se encuentra lo comunitario -y situaciones como estas, aún lo hacen más evidente-, hay que trabajarlo en clave de accesibilidad y democratización de ese entorno: buscando alianzas público-privadas que ayuden a dotar de recursos a las que no los tienen; trabajando redes de formación en clave comunitaria (P2P) entre iguales (intergeneracionales, heterogéneas…); no centrando la relación «a distancia» sólo en lo digital, recuperando otras «metodologías de distancia» (sobres y cartas, retos a trabajar de manera autónoma y poner en común después, radios o televisiones locales, etc.).

    Trabajando en redes de autoorganización por portales y calles, estableciendo también mecanismos de interlocución y acción conjunta con las instituciones (enseñando a los ayuntamientos a trabajar en dimensiones más pequeñas, un poco en línea al comentario anterior);

    Trabajar el diseño y la arquitectura del espacio público (plazas y parques) para readaptarlo a espacios de participación (ágoras o plazas de participación comunitaria) con las medidas de salud y seguridad correspondientes a cada momento.

    • Totalmente de acuerdo con vuestras aportaciones. Esta situación nos va a llevar a una «nueva» normalidad, donde el «nueva» parece indicar nuevas formas de hacer los social, sobre todo con el tema del distanciamiento y la seguridad. Y no podemos descartar que nos vuelva a llevar a un retroceso de fases, donde deberíamos estar preparadas tras lo aprendido con esta experiencia. Buscar nuevas formas de encuentro y participación va a ser primordial, es cierto. Y aprender de lo realizado, como vuestra labor con la radio local es un buen ejemplo, que permite disminuir la brecha digital, a tener en cuenta.
      Buscar, como decís, nuevas formas de establecer mecanismos de interlocución y acción conjunta con las instituciones que se adapten a esta nueva realizad va a ser todo un reto.

  3. Venga dadle un poco de caña a esto, que estamos en la fase 3 de la desescalada hacia la nueva normalidad® ¿Qué retos y oportunidades se nos presentan desde hoy? ¿Cómo podemos mantener las iniciativas que han surgido en la primera ola de la pandemia, en preparación a la siguiente ola?

    ¿Cómo mantenemos las redes, ahora que se han ampliado las medidas de aislamiento social? ¿Vemos la luz al final del tunel?

    Nima

  4. Bona tarda,
    Esta situación nos llega a reinventar la manera de realizar las actividades. El mundo virtual nos abre una ventana de oportunidad que sin embargo no podemos olvidar la brecha digital, no sólo de la población mayor, sino también de las familias en situación de mayor precariedad social. La respuesta creo que será muy distinta y su adaptación en los distintos territorios. No es igual una población menor de 10.000 habitantes que las grandes urbes por poner dos ejemplos.
    ¿Cuantas redes informales pueden permanecer, según escalemos hacia la «nueva normalidad»?, ¿qué apoyo se brindarán desde la administraciones?. Son incógnitas que se tendran que ir resolviendo según avancemos

  5. Juan+Luis dice:

    Me parece muy importante el uso de las nuevas tecnologías para mantener el contacto entre los miembros de la comunidad, pero no sé hasta qué punto esto no se compadece con «no dejar a nadie atrás», dado que los menos favorecidos tienen menos acceso a estos medios y menos preparación consecuentemente para su uso, Considero como una posibilidad de mantener la relación y comunicación, el facilitar encuentros presenciales (por barrios, sectores, grupos de edad, etc.) en espacios perfectamente adaptados a las condiciones de seguridad y facilitando todos los medios materiales para ello, en los que tratar cuestiones de interés de cada grupo: información sobre temas laborales, ayudas, propuestas de actividades comunitarias, valoración de la situación, etc.
    Colocar distribuidos por la ciudad y pedanías, buzones de sugerencias para que los ciudadanos puedan hacer sus aportaciones con un medio accesible como el papel y lápiz, sobre temas de interés municipal en lo que afecta a la población

  6. Tenemos que entrar en este debate que traéis Mercedes y Juan Luis: Redes personales.sociales y Entprno de conversación. Mayores y todos los afectados por diferentes brechas. Como llegar a poblaciones diversas y como contactar y conversar: Buzones y alternativas de comunicación creativas y adecuadas. Juan Luis y Mercedes, suscitan el interes por generar un debate que entiendo que tendremos las gentes de Observatorio.

    Abrazo
    Mariano

  7. Al hilo de lo que comentáis y sobre todo en respuesta a lo que dice Nima de si se ve la luz al final del tunel, creo que poco a poco y logicamente con medidas, hay que ir volviendo a la normalidad ( aunque sea una normalidad nueva). Debemos regresar a nuestros encuentros presenciales. El otro día, tras varias reuniones on line del grupo de activos de un barrio decidimos que ya era hora de vernos aunque sea a metro y medio de distancia. Hay que ir pensando en como vamos a cambiar, qué novedades vamos a incluir en nuestras intervenciones para poder llegar a todo el mundo y de forma presencial.
    Probablemente habrá que dar salida a la creatividad para ver de qué manera podemos hacer las cosas que antes haciamos, de otra forma, atendiendo a esta nueva normalidad. Lo que no me parece de recibo es dejar de hacerlas simplemente porque no se pueden hacer como se hacían antes

  8. Ildefonso Godoy dice:

    Soy Ildefonso, Trabajador social Centro Salud Albay´cin. Sin duda promover las sinergias. el barrio como activo. Enfocar el barrio, a la comunidad como activo, generador de salud, redes, apoyos, catalizador de sinergias y soporte vital básico sobre todo ante crisis que puedan generarse y que sacudan las diferentes estabilidades. El barrio como suma de espacios, gentes y promotor de apoyo, salud y bienestar. Y paralelamente la exigencia activa de la necesaria implicación institucional en el cumplimiento de derechos básicos, y la evidencia de que su insuficiencia deja fuera a muchos. De que a peores condiciones estructurales peor salud.

  9. Esa idea de Ildefonso es esencial. Crear sinergias «de barrio» traerá salud y equidad al final de todo. La clave está en lo que dice Kata: repensar cómo comenzar a movernos,a reunirnos y a relacionarnos en grupos, en sociedad. Debemos ir «desescalando» en todos los sentidos, reencontrarnos para seguir trabajando por aquello que nos une.
    Gracias por vuestras reflexiones, que nos ayudan a pensar a los demás 🙂

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>